CÓMO CONVERTIR TU PISO EN ‘PET FRIENDLY’

Como os conté en el post anterior, vivo en un piso (pequeño) pero no he querido renunciar a tener mascotas, son los compañeros más fieles que he tenido nunca! Es necesario, no obstante, tener algunas consideraciones en cuenta a la hora de introducir una mascota en casa, ya que la falta de espacio, las travesuras de las mascotas y el pelo acumulado en todos lados pueden dificultar las cosas.

Aunque tu vivienda sea de tamaño reducido, como el mío, estas pautas te ayudarán a crear un espacio adaptado a las necesidades de tus mascotas… y a las tuyas!

OBJETOS FRÁGILES Y PRODUCTOS TÓXICOS

Por mi experiencia, diría que los perros son los que hacen más travesuras cuando no estamos en casa, sobre todo cuando son cachorros! Quieren comérselo todo y destruirlo todo! Es por eso que tienes que hacer un inventario de objetos frágiles (jarrones, decoraciones delicadas u otros objetos de gran valor sentimental o económico) y mantenerlos lejos de su alcance. Además, hay que tener especial cuidado con los cables, ya que además de romperlos pueden eloctrocutrase! Y lo mismo pasa con muchos productos de limpieza: hay que asegurarse de que no tendrán acceso a ellos ya que la mayoría son tóxicos y si los lamen las consecuencias podrían ser fatales.

Foto de Daveryer.com

Foto de Daveryer.com

LA HORA DE IR AL BAÑO

Otra parte súmamente importante para tener mascotas en casa es entrenarles desde pequeños para que hagan sus necesidades en el lugar adecuado, así evitarás disgustos en forma de pipi o caca en tus alfombras. Una vez más, con los perros será un poco más complicado que con los gatos, especialmente cuando no los podemos sacar a la calle tantas veces como quisiéramos. Aquí la paciencia y la constancia es fundamental.

POBRES MUEBLES

Por alguna razón a muchas mascotas les encanta morder las patas de tu sofá o de tus sillas, verdad? Pues es aconsejable controlarlos para engancharlos ‘in fraganti’ y educarlos en ese mismo instante. En la parte de los muebles, los gatos se llevan la palma como destructores masivos a base de arañazos (véase cortinas, sofá, etc.) y como acumuladores de pelo. Una buena técnica para distraer su atención de tus muebles es comprarles juguetes especiales para que puedan usar sus urpas sin cargarse tu decoración y cubrir el sofá para evitar que se llene de pelo.

Espero que pongas en práctica estos consejos! Y recuerda que pasear o correr por fuera con ellos es muy útil para que cuando lleguen a casa estén más tranquilos!